Radiogrupo Sur Grupo DX Radiogrupo Sur
     

Isla de Lobos

Isla de Lobos (35°01'28" S / 54°52'59" W) y su faro forman constante parte del horizonte de la de Punta del Este (en especial su Playa Brava) y de buena parte del departamento de Maldonado desde la mencionada península hasta la de Punta José Ignacio.

Se trata de un afloramiento de rocas que es una continuación de la Cuchilla Grande (oriental), ubicado en una zona del Océano Atlántico casi inmediata a la desembocadura (límite exterior) del estuario del Río de la Plata.

Administrativamente pertenece a la jurisdicción del departamento de Maldonado, aunque constituye una Reserva natural administrada por la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (DINARA).

Fue descubierta Juan Díaz de Solís en 1516 y denominada "San Sebastián de Cádiz"; posteriormente, en 1527 fue visitada por el navegante veneciano Sebastián Gaboto en su expedición al Río de la Plata y el Paraná. En 1528 Diego García de Moguer navegó por la región y la nombró "Isla de los Pargos" (o "de las Corvinas").

Constituye un pequeño archipiélago cojuntamente con dos bajos contíguos (el "del Sargo" y el "de Lobos", también llamado "el Islote" a unos 880 metros de distancia de la Isla, con algo más dos hectáreas de superficie) y en todo su perímetro afloran rocas que hacen peligrosa su navegación, aún en embarcaciones pequeñas contituyendo un importante escoyo, por lo que tan temprano como en año 1858 fue dotada un faro, que posteriormente reconstruído en 1906 completa el aspecto característico que todos aprecian desde las costas fernandinas.

EL FARO
Isla de Lobos
Características
Características
Características
Características
El grupo de islas o archipiélago denominadas genéricamente "Isla de Lobos", consta de tres entidades: "Isla de Lobos", propiamente dicha y el "Islote de Lobos" o "Bajo Lobos", y el "Bajo de Sargo" que consiste de rocas que quedan tapadas por el mar los días de sudestadas.

Se ubica ubicada en el Océano Atlántico muy cerca del límite exterior del Río de la Plata, distando unas cuatro millas naúticas (unos ocho y medio kilómetros) al sureste de la Punta del Este, y constituye el punto más austral del territorio nacional uruguayo.

Resalta en el horizonte, como afloramiento de rocas continuación de la cadena de sierras que cruza de norte a sur y este a oeste el terriotorio uruguayo. Es una formación de origen volcánico con una alta presencia de granito colorado.

Posee una superficie de algo más de 43 hectáreas. De forma elíptica, su eje mayor de 990 metros de norte-sur y eje menor o ancho de 630 metros. Está formada por su gran macizo granítico que aflora en todo su contorno a excepción de la zona norte, en la que es cubierta por arena gruesa y de valvas de moluscos.Casi toda su área central constituye una gran meseta cubierta por una fina capa de tierra.

Posee manantiales de agua dulce y poca vegetación, principalmente pasto, calagualas y cañaverales. Su flora autóctona es escasa, predominando en su meseta central cubierta por una capa de tierra vegetal, consta de dos especies de cactus, líquenes y un tipo de helecho que conviven con algunas especies introducidas por el hombre.

Casi en sus totalidad su costa esta formada por rocas, con acantilados que pueden llegar a los 26 metros de altura con escasas zonas de playas con arena. Existen dos piletones de mareas llamados "Reinosa" y "Las Bovedas", paralela se aprecia ya mencionado "El Islote de Lobos" que suele estar sumergida los días de oleaje intenso.

El clima de la Isla es templado húmedo, durante la primavera y el otoño el clima es muy agradable, el verano muy caluroso y en invierno presenta una sensación de frío penetrante, incrementado por la humedad y los vientos, la humedad relativa anual promedio se sitúa en el 82%.

Sobre las tormentas eléctricas se puede decir que son poco frecuentes y se observan mayoritariamente en el invierno. Durante ellas, y especialmente en las granizadas se destaca que los lobos marinos se alejan hacia el mar, los que sólo retornan cuando esto desaparece totalmente.

Los vientos del sur son los más fuertes, y suelen castigar a la Isla durante varios días llegando los mismos a la velocidad de 90 kilómetros por hora. Estos vientos en el verano elevan rápidamente el nivel del mar, causando estragos en las crías de los lobos al ser arrastrados por las aguas mar adentro.

El color del agua de mar que circunda el archipiélago varía según la cantidad de fitoplancton en suspensión. Tiene también importancia la descarga de agua proveniente del Río de la Plata, que transforma el profundo color verde en un marrón castaño.

Como lo indica su nombre la isla está poblada por lobos marinos, que constituye la reserva natural de esos mamíferos marinos más grande del hemisferio occidental. Casi ubícuos, llenando el paisaje de la isla, y casi sin limitarse a los lugares ocupados por la presencia humana, Lobos es por tanto una Reserva Natural en la que conviven dos especies: el lobo fino o de dos pelos (Arctocephalus australis) y el león marino, lobo de un pelo o lobo de peluca (Otaria flavescens). En 2005 se contabilizaron 1.500 leones y 250 mil lobos marinos, estimándose que en el momento la cifra asciende muy por arriba de los 300 mil.
Los lobos
Características
Características
Características
La población de lobos de dos pelos asciende a más 200.000 ejemplares y la de lobo de un pelo a más 150.000 individuos aproximadamente, ambas especies conviven pacíficamente entre ellos pudiéndose observar la presencia de elefantes marinos, gaviotas y otras aves marinas.

El motivo de esta convivencia pacífica se debe principalmente a una diferenciación en su dieta, distintas zonas de caza, diferentes épocas de apareamiento y dispar ocupación de la isla lo cual les evita una competencia directa, en el verano los espacios más amplios son ocupados por grupos de individuos reproductores y el resto del año la ocupación territorial se amplía a todas las etapas del desarrollo.

El lobo fino o de dos pelos se alimenta alejado de la costa principalmente de anchoas, merluza y calamares. No tienen hábitos migratorios y viven todo el año en cercanía de la isla y ocupan la zona rocosa y alta de la isla.

Posee dos capas de pelo, es de color gris a plateado presentando tonalidades rojizas. Su hocico es en forma de punta y se observa dimorfismo sexual, los machos son más grandes y tienen el pelo del cuello más largo y espeso que las hembras.

En noviembre, las hembras tras once meses y medio de gestación dan a luz a un cachorro y pocos días después ya se encuentran en condiciones de aparearse nuevamente. Los machos llegan a pesar 150 kilos y a medir 1,90 metros y las hembras pesan unos 50 kilos y miden unos 1,50 metros.

El león marino o lobo de un pelo se alimenta de peces más cercanos a la costa tales como brótola y corvina. Habita en la zona arenosa menos alejados del mar, y algunos machos de la especie migran en grupos por algún tiempo al terminar el período de reproducción.

Su pelaje es de color marrón, su hocico es grande y chato con grandes fosas nasales, el dimorfismo sexual es notorio, los machos pesan el doble de las hembras y tienen un cabeza mucho más grande. Presentando las mismas características en el periodo de gravidez el celo de las hembras se extiende de enero a febrero.Los machos llegan a pesar 340 kilos y medir 2,50 metros y las hembras pesan unos 150 kilos y miden 2 metros.

Las dos especies tienen una morfología adaptada para la natación, son lentos y parecen torpes en tierra firme pero son veloces y ágiles en el agua; Su vista es muy buena al sumergirse, los sentidos del olfato y el oído son muy agudos. La reproducción es polígama, los machos dominantes tienen harenes de 6 hembras en promedio, en ocasiones es posible observar enfrentamientos entre machos por su dominio. Los cachorros son dependientes de su madre casi por su primer año de vida alimentándose de leche materna.

Los elefantes marinos que visitan la isla en numero muy inferior pertenecen a la familia de las focas, de enorme tamaño alcanzan las tres toneladas de peso y miden hasta 6,50 metros, presentan un marcado dimorfismo sexual con la característica nariz extensible en forma de trompa que se aprecia en los machos. Su pelaje duro es de color grisáceo a amarillento. Estos gigantes en ocasiones aparecen descansando tanto en las costas de la playas Mansa y Brava.

El mundo acuático que rodea a la isla es rico en fauna en estas aguas se pueden encontrar, anchoas, pejerreyes, sargos, meros, corvinas, lisas, brotolas, merluzas, tiburones, rayas, caracoles, mejillones, calamares y camarones entre otros.

La explotación lobera

Los primeros indicios de explotación de los lobos se remontan al descubrimiento mismo del Río de la Plata; se sacrifican algunos ejemplares para llevar a Sevilla.

Las crónicas acerca de la presencia española en las costas e islas de lo que hoy es Uruguay, señalan que desde un principio interesó la explotación comercial y de explotación de los lobos en la Isla, tan temprano como al regreso de la expedición de Juan Díaz en 1516 (ver más abajo).

No obstante la matanza y faena de los lobos marinos impulsados por el valor de su piel, comenzó a realizarse en forma organizada en 1792 por medio de la Real Compañía Marítima.

Posteriormente comienza un régimen de concesiones a manos privadas hasta el año 1949, en el que el por entonces Servicio Oceanográfico y de Pesca (SOYP) se hace cargo de las loberías, las cuales habían quedado al borde de la extinción al haber sido explotadas depredativamente tan sólo por el afán de lucro. De esta forma la explotación de lobos tenía lugar en Uruguay sólo bajo administración estatal.

El SOYP (ente autónomo que se vinculaba al Ministerio de Industria y Comercio) toma las medidas necesarias para preservar las especies casi diezmadas. Las operaciones de matanzas eran realizadas durante el invierno, procesándose anualmente unos 12 mil animales todos ellos machos de más de ocho meses de edad.

El SOYP luego pasó primero a transformarse por efecto de la Ley nº 14.499 (22 de febrero de 1976) en otro ente llamado Industrias Loberas y Pesqueras del Estado (ILPE) que, en el marco de las privatizaciones, fue liquidado y sus restos terminaron insertos en el MGAP.

ILPE bajó luego de categoría para constituirse en un Instituto Nacional de Pesca (INAPE) quedando definitivamente integrado al MGAP que por la Ley de Presupuesto Nº 17.296, fue convertido en la Direccion Nacional de Recursos Acuáticos (DINARA) dentro del propio MGAP.

Finalmente en el año 1990 se detuvo la explotación lobera en nuestro país, el estado Uruguayo asumió conscientemente un actitud ambientalista dando un ejemplo a nivel mundial cortando la interacción humana con la especie lo que llevó a una exitosa recuperación, de aquellos tristes días solo quedan los corrales que encerraban a los lobos.
Historia
Historia
Historia
Historia
Además de un vasto entorno natural esta isla cuenta con una rica historia, en época de la colonia fue descubierta por Juan Díaz de Solís en su expedición en el año 1516, quién la bautizó como Isla de San Sebastián de Cádiz, las crónicas mencionan de su abastecimiento de carne y pieles en la isla.

Hay indicios que revelan que la primera expedición europea cuyas naves hendieron con sus proas los mares de estas latitudes, fue la de la armada portuguesa despachada en el año 1501, al mando de Gonzalo Coelho, en la que también venía Américo Vespucci, y cuyo finalidad era asegurar los descubrimientos de Pedro Alvarez de Cabral, descubridor del Brasil. Expresan haber "dado vista a una isla al sur del Cabo de Buen Deseo" Este cabo no era otro que la actual Punta del Este.

El 20 de enero de 1516, la expedición de Solís fondeó en las proximidades de una isla a la que bautizaron con el nombre de "Isla de San Sebastián de Cádiz" por ser ese día la festividad de San Sebastián. Y como consigna Carlos Seijo en su libro Maldonado y su region:
    "Allí sacrificaron a 66 lobos marinos cuya carne les sirvió de alimento para su viaje de retorno a Europa"
Varias fueron las expediciones que siguieron llegando a estas latitudes. Por ejemplo la del célebre corsario inglés Francis Drake que partiera de Playmouth el 13 de diciembre de 1577, al mando del "Pelican" acompañado de otras cuatro embarcaciones, en viaje del que también participaban su hermano, Thomas Drake, y su primo, John Drake.

De esta expedición se conocen cuatro diarios: uno de ellos fue dado a conocer por Buenaventura Caviglia, y hace referencia a distintos aspectos de su permanencia en costas uruguayas. Lo llevaba el Capellán de la flota, Francis Fletcher, y en él aparece, junto a otros dibujos, el de un lobo marino.

Carlos Seijo en su libro antes citado, relata que cuando llega a la Isla:
    "el tiempo se descompone y siendo de noche muy oscura, fueron rodeados por gran cantidad de focas y de pingüinos que hacían un ruído tan extraño que el oficial de guardia creyó que provenían del ganado vacuno de la costa".
Es parte lamentable de su historia, las épocas de las faenas. Momentos crueles registrados en algunos relatos de época como en este conmovedor fragmento descripto por Homero Martínez Montero en su libro Historia de la Armada Uruguaya:
    "... comienza entonces la carnicería brutal, encarnizada, bajo los cielos ceñudos, frente al mar espumoso. El viento lleva más allá del horizonte un horrendo concierto de aullidos, golpes, gritos de dolor y coraje, voces viriles y denuestros. Los lobos, despavoridos, atropellan ciegamente tratando de romper el cerco fatal; se yerguen junto a los hombres apoyándose sobre las aletas, levantando sus grandes cabezas en las que blanquean, amenazadoras, dos hileras de dientes agudos. Pero las masas suben y bajan vertiginosamente..."